Deja de sufrir porque tu hijo no pone atención

¿La atención es un conjunto de procesos mentales? Te podemos decir que sí y que suceden en distintas partes del cerebro, dando lugar a una función mental compleja. Estos procesos son esenciales porque ayudan a atender a los estímulos necesarios para obtener nuevos conocimientos y habilidades.

La atención consiste en focalizar selectivamente nuestra conciencia, filtrando y desechando información no deseada.

Los procesos involucrados en la atención, no son autónomos e independientes,  se relaciona con el desarrollo cognitivo y motivacional, de hecho existen investigaciones en las cuales se muestra la importancia de la atención en la adquisición del lenguaje y en procesos matemáticos.

¿Cuál es la importancia de la atención?

La atención está presente desde temprana edad y es fundamental en el desarrollo de nuestras habilidades, por ejemplo en la infancia tiene impacto en el rendimiento académico y en la edad adulta se refleja en la obtención de conocimientos, si su desarrollo es adecuado facilita procesos como los siguientes:

  • Seleccionar entre la información importante y la que no lo es.
  • Favorece la concentración por un periodo de tiempo razonable.
  • Enfoca la consciencia para realizar varias tareas de manera simultánea.  

¿Cuáles son las características de la atención?

La atención es de carácter selectivo y orientado, en otras palabras poseemos la capacidad de seleccionar estímulos de manera voluntaria y consciente. Sin embargo la atención también es de capacidad limitada, es decir en determinados momentos podemos prestar a atención a una pequeña cantidad de estímulos o actividades al mismo tiempo.

También hay ocasiones en las que solo podemos prestar atención a un estímulo a la vez, en tales casos, nuestra atención oscila entre un estímulo y otro.

Del mismo modo la atención tiene un  intensidad. Existen actividades que realizamos sin prestar atención, sin embargo la mayoría requieren de mayor nivel de atención. 

Además, la atención puede ser  voluntaria o involuntaria, por lo regular atendemos a aquellos estímulos que queremos atender, aunque en ocasiones un estímulo se vuelve relevante y de manera involuntaria nuestra atención se gira hacia este.

Tipos de atención:

Existen distintos tipos de atención:

La atención selectiva, separa la fuente de información de todo lo que pueda representar una distracción en el proceso, incluyendo estímulos externos como el ruido o estímulos internos como las preocupaciones.

Existe otro tipo de atención en el que se permanece alerta a un estímulo en particular con un periodo de tiempo continuo, lo que  lleva a mantener mayor interés y una respuesta en forma consistente en la realización de actividades continuas y repetitivas, a esto se le llama atención sostenida.

De este tipo de atención se deriva el lapso atencional, que es el tiempo que se puede prestar atención en respuesta a un estímulo determinado. Se le considera como el máximo estado de concentración que una persona tiene antes de cambiar su enfoque.

Esta capacidad de atención varía con la edad y el nivel de desarrollo neurobiológico.

Los tiempos de atención promedio son los siguientes:

atención-niños-aprendizaje-mejorar

5 a 9 minutos  en 1° y 2° de primaria
9 a 12 minutos en 3° y 4° de primaria
12 a 15 minutos en 5° y 6° de primaria
20 minutos en secundaria
25 minutos en la edad adulta

 

Otro tipo de atención que se utiliza en situaciones complejas es la atención dividida, en la cual se atiende y da respuesta a dos o más estímulos de manera simultánea y se utilizan varias operaciones mentales.

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de atención?

El estrés, trastornos del sueño y trastornos del estado de ánimo (ansiedad y depresión), son factores que afectan la capacidad de atención.

Un nivel de atención bajo puede ser causa de problemas escolares tales como:

  • Problemas al comenzar y darle seguimiento a una actividad que implique demasiado esfuerzo.
  • Escasa productividad en diversas actividades
  • Dificultad para atender instrucciones o explicaciones del profesor, lo que implica problemas en la capacidad de escuchar y comunicar.
  • Alto grado de errores en procesos complejos como las matemáticas.
  • Errores en trabajos escritos, por omisión detalles de gramática y ortografía, lo que complica la edición de textos.
  • Dificultad a la hora de leer, problemas de comprensión al no poder concentrarse adecuadamente  y procesar de manera incorrecta la información omitiendo aspectos importantes.

La dificultad para mantener la atención puede estar asociada con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es una condición de origen neurobiológico que debe ser diagnosticada por un médico especialista (psiquiatra o neurólogo).

¿Qué actividades favorecen la atención de tus niños al estudiar?

Para mejorar la atención es necesario crear un ambiente que propicie el aprendizaje. Entre otros detalles es importante considerar:

  • Iluminación natural, ventilación, evitar áreas con ruido.
  • Eliminar fuentes de distracción (televisión, música de fondo, espacio desordenado, etc. )

Asimismo, se puede animar al niño a realizar actividades que favorecen la atención a la hora de estudiar, por ejemplo:

  • Implementar ejercicios de respiración y relajación muscular.
  • Actividades que potencian la actividad mental, tales como  sopa de letras, encontrar diferencias entre dos dibujos, crucigramas, etc.
  • Juegos como  laberintos, el juego del veo-veo (en habitaciones, en cuentos, en cuadernillos de publicidad, en el coche, etc.).
  • Juegos de estrategia (dominó, damas, cartas, ajedrez, etc.)
  • Poner en práctica actividades mentalmente complejas y estimulantes en libros especializados y/o talleres de estimulación mental.

¿Cómo propiciar la atención en el salón de clases?

Un óptimo proceso de atención favorece al desarrollo de habilidades como la observación, clasificación, interpretación, inferencia y anticipación de las actividades en la vida diaria.

Hoy en día existen diversas técnicas que facilitan el nivel de atención en el salón de clases, algunas de ellas son:

  • Pedir a los alumnos que repitan la instrucción que el profesor les dio, para cerciorarse que fueron escuchadas y comprendidas correctamente.
  • Utilizar incentivos para motivar a realizar un trabajo más productivo en el lapso de tiempo deseado.
  • Emplear nuevas actividades que resulten emocionantes, para propiciar el interés de los alumnos.
  • Implementar estrategias que impliquen un alto nivel de respuesta y que den lugar a un aprendizaje activo.
  • Utilizar recursos mnemotécnicos como acrónimos, acrósticos, ritmos y cantos de forma que ayude a facilitar trabajos en los que se tenga que memorizar.
  • Fortalecer las instrucciones orales con herramientas visuales o escritas.
  • Destacar los aspectos más importantes de la tarea en la que los alumnos deban prestar mayor interés. 

Cuanto mayor sea el interés en una actividad, resultará más fácil continuar involucrado en ella, factores como la emoción que nos produce y la autoestima son influyentes en el nivel de atención que se presta a una acción en específico.

Descubre nuestra infografía sobre “La importancia de la atención”, da clic en la imagen.Atención-Niños-Importancia-Aprendizaje

Referencias:

  • Coronado, Yanina (2010) “La atención en niños de 5 años, con adecuada e inadecuada nutrición de una institución educativa inicial – Callao”. Tesis de maestría. Facultad de educación. Perú: Universidad San Ignacio de Loyola.
  • De Vega, M. (1994) Introducción a la Psicología Cognitiva. Madrid: Editorial Alianza.
  • Duncan, Desimone (1995), Cit. pos. Estévez González, García Sánchez, Junqué (1997), “La atención: una compleja función cerebral”, Revista de Neurología, Universidad de Barcelona, España.
  • Frade, L. Déficit de atención e hiperactividad. Fundamento y estrategias para el manejo docente en el salón de clases. México:  Proyectodah.
  • García, J. (1997) Psicología de la atención. Madrid: Síntesis Psicología.
  • García, J. (s/f) La importancia de la atención. En: Desarrollo saludable: aportaciones desde la psicología.
  • Luria (1986) Atención y memoria (3ª ed.). Barcelona: Planeta.
  • Lustig C, Shah P, Seidler R, Reuter-Lorenz PA (2009) Aging, training, and the brain: a review and future directions. Neuropsychology review. 2009; 19:504–522.
  • Ojeda, Diana (2013) Influencia de la atención y las estrategias de aprendizaje en el rendimiento académico. Máster Universitario en Neuropsicología y educación. España: Universidad internacional de la Rioja.
  • Proyectodah (2015) Estrategias de enseñanza. Diplomado en detección y atención oportuna del TDAH. Módulo 6. Escuela y profesional, una alianza estratégica. México: Campus Virtual de Proyectodah.
  • Sohlberg, M. y Mateer, A. (1987) Effectiveness of an attention-training program. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology, 9. Pp. 117-130.
  • Sternberg, J. (1987) Cognición y desarrollo humano. Barcelona: Paidós.
  • Vela, R. (2011) Neuroanatomía del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). España: Psicoformación
Maira Gutiérrez Moreno

Licenciada en Pedagogía y Maestra en Neuropsicología por la Universidad Panamericana. Especialista en innovación educativa. Ha capacitado y asesorado a docentes, psicólogos y padres de familia en procesos relacionados con el desarrollo personal y el aprendizaje.

Share

Related Posts

Leave a reply