Pequeñas formas para mejorar la audición

La audición es el punto de partida del lenguaje, por lo que su ausencia o disminución implica consecuencias personales, familiares, sociales, educativas y culturales de gran importancia. Un niño que no oye bien tampoco podrá aprender a hablar, leer y escribir bien.

Cuando un niño presenta problemas para distinguir auditivamente el lenguaje, su proceso de aprendizaje se vuelve más lento y aumenta su riesgo de fracaso escolar

¿Cuáles son los procesos involucrados en la función auditiva?

Agudeza: Capacidad de escuchar y distinguir sonidos, ya sea por su frecuencia, timbre o intensidad.
Señales de dificultad en la agudeza auditiva
  • No responde a los estímulos sonoros
  • Confunde unos sonidos con otros, por ejemplo el timbre con el teléfono
  • Cuando se presenta un estímulo sonoro no gira la cabeza ni dirige la mirada hacia él
  • Se ayuda de la mano para oír mejor
  • Parece perderse en sus pensamientos
  • Necesita de estímulos visuales para entender el mensaje
  • Necesita escuchar varias veces el mensaje hablado

                   Audición normal

Intensidad de sonidos (en decibeles)

Capacidad

0-10

Detecta la voz

5-15

Detecta las palabras

10-20

Comprende el 50% de las palabras que escucha
20-30

Comprende el 100% de las palabras que escucha

Adaptado de: Moguel, M. (2016)

Hipoacusia: 

Es la incapacidad de percibir sonidos por su baja intensidad sonora.

Grado de hipoacusia Intensidad mínima de los sonidos que escucha (en decibeles) Dificultad auditiva
Ligera 20-40 No oye la voz baja
Media 40-70 Escucha sólo si se eleva significativamente la voz
Severa 70-90 Oye palabras muy distorsionadas y ruidos fuertes
Profunda > 90 Sólo oye ruidos fuertes

Adaptado de: Moguel, M. (2016)

Es posible que el niño requiera el uso de un auxiliar auditivo externo o un implante coclear, esto dependerá del grado de hipoacusia que tenga.

Si la pérdida auditiva es leve puede no requerir ningún aparato, sin embargo, sí requerirá de un programa de estimulación auditiva, pues al contrario de lo que podría pensarse, aún una hipoacusia leve puede causar un alto grado de disfuncionalidad.

Componentes de la audición

Atención Auditiva: Capacidad de escuchar estímulos auditivos y atender a ellos.Audición-niños-problemas

Señales de dificultades en la atención auditiva
  • Dificultad para mover la cabeza hacia la fuente del sonido.
  • Problema para mantener contacto visual con la fuente sonido.
  • Dificultad para seguir instrucciones que incluyen escuchar.
  • Actitudes en las que parece que escucha, pero no comprende lo que se dice
  • Parece perderse en sus pensamientos  

Discriminación: Capacidad de distinguir entre diferentes sonidos.

Síntomas de dificultades  en la discriminación 
  • Dificultad para ubicar la fuente de sonido en relación con uno mismo.
  • Problemas en la identificación de grandes diferencias de sonido.
  • Problemas en la distinción de los cambios en timbre e intensidad.
  • Dificultades para determinar si dos palabras son iguales o diferentes.
  • Dificultad para determinar si dos secuencias de sonidos son las mismas o diferentes.
  • Problemas en la distinción del mensaje cuando hay ruido.

Recepción-comprensión: Asimilación de las señales auditivas y capacidad de entender el mensaje recibido.

Indicios de dificultades en la recepción-comprensión
  • Problema al escuchar o atender a los estímulos auditivos.
  • Dificultades en la comprensión del significado de los conceptos abstractos.
  • Problemas en la comprensión de un material escuchado (Ejemplo: un podcast).
  • Dificultad para seguir instrucciones verbales, así como en identificar objetos a partir de descripciones verbales.  

Asociación: Capacidad de relacionar la palabra escuchada con los conceptos de manera que tengan significado.

Señales de dificultad en la asociación
  • No puede explicar semejanzas y diferencias entre los sonidos
  • Dificultad para organizar las palabras en categorías.
  • Problema para recordar y relacionar más de un concepto con otros, por ejemplo las semejanzas.
  • Dificultad para expresar verbalmente dónde está la incoherencia de una afirmación.
  • Problema para expresar con otras palabras lo que acaba de escucharse.
  • Dificultad para asociar una historia oída a las propias experiencias vitales.
  • Problemas para encontrar y evaluar soluciones alternativas a un problema.

Memoria auditiva: Retención o recuerdo de lo que se ha oído.

Síntomas de dificultades en la memoria auditiva
  • Expresión a través de gestos, pantomima, o representación gráfica.
  • Permanecer en silencio, durante algunos segundos, antes de contestar.
  • Sustituir una palabra por el sonido que produce el objeto (Ejemplo: El ding-dong)
  • Cambia una palabra por otra que pertenezca a la misma categoría o por un sinónimo.
  • Problemas para recordar instrucciones orales.
  • Dificultad para reproducir series auditivas después de escucharlas.
  • Problemas para recordar los acontecimientos del día anterior o la semana anterior, en un orden correcto.
  • Dificultad para recordar la secuencia correcta de una historia, poema, canción, cuento, etc. (temporalidad).
  • Problemas en el deletreo oral de las palabras números de teléfono, direcciones, etc.

¿Cómo detectar problemas de audición?

Para detectar posibles problemas de funcionalidad auditiva, los padres y profesores deben estar muy atentos a las actitudes y los comportamientos de los niños durante las explicaciones de clase, cuando realizan tareas escritas, cuando se comunican de forma oral y cuando se relacionan con el resto de los compañeros.Audición-niños

Cuando el posible déficit auditivo se detecté, es recomendable buscar la valoración de un especialista en problemas auditivos.

El especialista corrobora si existe algún problema de funcionalidad e implementar un programa de estimulación. En ciertos casos, es necesario que el niño asista a terapia de lenguaje.

¿Cómo mejorar los procesos auditivos de tu hijo?

Algunos ejercicios sencillos que pueden realizarse en el salón de clases o en casa para mejorar los procesos auditivos son los siguientes:

Proceso en el que se incide Ejemplos de posibles ejercicios
Agudeza
  •  Jugar a hacer música con un piano de juguete de manera libre, prestando atención al tono y la intensidad del sonido.
  • Escuchar un sonido del piano y reproducirlo con la voz, tratando de imitar el tono y la intensidad.
Atención auditiva
  • Reproducir secuencias de sonidos con las manos, los pies, un instrumento de percusión o la voz. Las secuencias pueden representarse de manera visual como se muestra en la siguiente lámina, en la que el punto puede ser un sonido corto y la línea un sonido largo (también se puede trabajar con sonidos suaves y fuertes, entre otras variaciones).

          Ejemplo: La primera línea, con la voz, se leería de la siguiente manera:  pa – paaa – pa – paaa

  • Una vez que el niño ha dominado el ejercicio anterior se pueden hacer variaciones como pedirle que repita cada línea de atrás hacia adelante, o que ahora, cuando vea un punto haga un sonido largo y cuando vea una línea un sonido corto.
Discriminación auditiva
  • Identificar si dos sonidos son iguales o diferentes entre sí.
  •  Identificar sonidos de la vida cotidiana (para este ejercicio se pueden seleccionar y descargar sonidos desde bancos gratuitos en internet). Los sonidos elegidos deben ser familiares para el niño. Por ejemplo: Sonidos de animales, motores de automóviles, etc.
  • Jugar a cantar el sonido puro de las letras. El adulto modelará el sonido exagerando sus gestos y su pronunciación, y el niño tendrá que imitarlo.
  • Jugar a crear una secuencia de palabras. Cada palabra debe empezar con la sílaba con la que terminó la palabra anterior. Manzana…Nata…Tarro…Ropa
Recepción-comprensión y asociación auditiva
  • Jugar a completar rimas. Por ejemplo: El adulto dice: “El pato nadaba en el río…el niño tenía mucho___” y el niño deberá completar la segunda frase con una palabra que rime, como es la palabra “frío”.
  • Cantar canciones infantiles actuando los significados de las frases. Por su diversidad de temas y facilidad de representación se pueden utilizar canciones de Cri-Cri.
Memoria auditiva
  • Escuchar y reproducir secuencias de sonidos puros con las manos, los pies, un instrumento de percusión o la voz, sin la guía visual que se mostró en la sección de atención auditiva.
  • Escuchar y reproducir secuencias de letras o fonemas, sin significado. Ejemplo: A – O – PA
  • Escuchar y reproducir secuencias de números o palabras, primero en el orden en que las escuchó y después en orden contrario.

En todos los ejercicios de memoria se debe empezar por secuencias cortas (de dos o tres sonidos) e ir aumentando la amplitud de la secuencia lentamente conforme el niño vaya dominando el ejercicio hasta un máximo de entre 7 y 9 elementos, dependiendo de la edad y la dificultad de memoria del niño.

 

Recomendaciones para mejorar la audición de tu hijo
  • Revisión constante del conducto auditivo con un especialista
  • Realizar ejercicios en casa, por lo menos cada día durante 5 minutos a manera de juego, ayudará a ejercitar cada proceso que favorece la audición
  • Asistir a clases de algún instrumento para estimular todas las áreas cerebrales implicadas en la audición y ejercitar la distinción de tonos puros, ritmos musicales, etc. La práctica de un instrumento musical favorecerá además los procesos de atención y memoria
  • Jugar con apps musicales como “Perfect Piano” ayudará a tu hijo a inventar y tocar diferentes melodías con el piano y otras percusiones, de la misma manera permitirá ejercitar de manera lúdica la agudeza auditiva y estimular el oído por medio de ritmos y tonos musicales.
  • En momento familiares de entretenimiento realizar juegos de canciones, tales como:
    • Tararear canciones, identificarlas y nombrarlas. Este ejercicio ayudará a trabajar la agudeza auditiva y reconocimiento de palabras, de igual manera mejorar su atención y memoria auditiva.
  • Cantar una parte de una canción, detenerse y pedirle que continúe con la letra de ésta. Por ejemplo: mamá dice “La cucaracha, la cucaracha…” y él completa “… ya no puede caminar.”

Fuentes de consulta:

  • García Castellón, María del Carmen (2015) Programa de desarrollo auditivo para el lenguaje, la lectura y el aprendizaje de idiomas. En: Intervención en dificultades de aprendizaje. Procesos y programas de neuropsicología educativa. Martín-Lobo, Pilar (Coord.) España: Ministerio de educación, cultura y deporte.
  • Moguel, Minerva (2016) Estudio de la función auditiva. Maestría en neuropsicología y educación. México: Universidad Panamericana.
  • Portellano, J. A. (2005). Introducción a la Neuropsicología. Madrid: McGraw Hill.

Descubre nuestra infografía sobre algunas recomendaciones para mejorar la audición da clic en la imagen.

Audición-niños

Towi

Towi es una plataforma interactiva, desarrollada por especialistas en neurociencias y tecnologías de la información, que ayuda a desarrollar las habilidades cognitivas de niños entre 4 y 12 años a través del juego.

Share

Related Posts

Leave a reply