Mejora el aprendizaje de las matemáticas en los niños

Importancia de aprender matemáticas

Las matemáticas son importantes para el desarrollo del pensamiento, que da las herramientas para solucionar problemas;  son la base de otras disciplinas y son necesarias para desenvolverse en la sociedad.

Las matemáticas fomentan el pensamiento creativo porque para resolver problemas, el niño debe imaginar y probar diferentes métodos y formas de lograrlo.

Las matemáticas se encuentran en todo lo que ocurre en nuestra vida y no son únicamente lo que se aprende en la escuela.

Niveles de las matemáticas

Existen distintas formas de usar las matemáticas.

Las matemáticas de la vida: son aquellas que utilizamos en la vida diaria de forma automática como sumar, restar, multiplicar, dividir, hacer fracciones, entre otras.

Las matemáticas prácticas: son las que se necesitan para hacer un trabajo en específico. Van desde entender decimales hasta diferenciales para obtener valores.

Las matemáticas avanzadas: son las que incluyen teoremas, leyes y conjuntos, que son aspectos más complejos usados en las matemáticas.

El niño debe aprender que las matemáticas son aplicables a la vida y se les puede dar el uso que se necesite, desde contar hasta comprender leyes.

Para que un niño pueda aprender se deben tomar en cuenta sus experiencias pasadas y evitar provocar temor por las matemáticas.

Son muchos los elementos que afectan el aprendizaje, pero en la mayoría de los niños, el desarrollo que permite comprender las matemáticas se da de la siguiente manera:

Desarrollo del pensamiento matemático:

El desarrollo del pensamiento matemático sigue las etapas generales del desarrollo definidas por Piaget.

Edad Etapa Descripción de la etapa
0-2 años Sensoriomotriz El niño utiliza los sentidos y las habilidades motoras para entender el mundo. No se comprenden aún los conceptos ni se reflexiona sobre ellos.
2-6 años Preoperacional Sigue aprendiendo con los sentidos, pero ya tiene lenguaje y logra expresarse. El niño utiliza símbolos como lenguaje, pero sigue siendo egocéntrico por lo cual sólo entiende el mundo desde su perspectiva.  
6-11 años Operaciones concretas El niño entiende principios lógicos para interpretar las experiencias en forma objetiva. Se basa en el pensamiento lógico.
12- adultez Formal El adolescente y adulto son capaces de pensar acerca de abstracciones, hacer hipótesis y razonar en forma analítica y no solo emocionalmente. Puede incluso pensar en forma lógica ante hechos que nunca experimentaron.
Fuente: Alcocer, 2006, p. 47 Elaboración: Jaramillo y Puga

Pensamiento lógico a pensamiento abstracto

En las matemáticas, es necesario comprender mentalmente los conceptos. sin embargo los niños pueden comenzar con aspectos básicos, conociendo físicamente los objetos, etapa que se da entre 6 y 12 años.

Después de entender lo básico, es posible comenzar con un pensamiento lógico, que surge desde edades tempranas con la necesidad de encontrar razonamientos lógicos de situaciones del día a día.

Una vez que se entiende la lógica de cómo suceden las cosas, sigue el proceso de abstraer, que es captar el significado o esencia de la cosas.

Comprensión de las matemáticas en los niños

Para entender las matemáticas, se debe tener una idea clara de espacio, por lo que  el concepto derecha-izquierda es necesario para realizar las operaciones. Éste se va formando entre los 5 y los 8 años.

Para que un niño sea capaz de comprender los conceptos de geometría como la diferencia entre un cubo y un cuadrado, es necesario entender la relación del espacio y las características de los objetos como tamaño, forma y grosor.

En cuanto a aritmética, los niños desde los 3 años son capaces de repetir lo que escuchan a su alrededor, pero aún no comprenden la relación entre los números, de forma que es necesario que desarrollen estrategias para contar.

El número es un concepto que los niños asimilan hasta los 6 o 7 años de edad.  Por tal motivo, en la enseñanza se debe presentar primero el número como tal, con materiales como arena o harina, sobre los que el niño pueda dibujar. Después  se le explica con ejemplos y objetos como manzanas, para que finalmente pueda comprender qué es el número.

El niño debe desarrollar las ideas de:

  • La conservación del número de objetos: los niños deben comprender que aunque los objetos se muevan, la cantidad no cambia
  • La correspondencia uno a uno: permite al niño entender que dos conjuntos tienen la misma cantidad de elementos aunque estos cambien de forma o tamaño
  • La seriación: capacidad de ordenar elementos.

Después de clasificar, el niño será capaz de ordenar, lo que le permitirá establecer un orden lógico entre elementos de acuerdo a ciertas características.

En cuanto a medida, el niño desde pequeño es capaz de diferenciar los tamaños de las cosas, pero lo hace sin mucha exactitud. Cuando cumple 6 o 7 años ya es capaz de comprender conceptos de longitud. También es capaz de tener pensamientos temporales, es decir, ya sabe que hoy es hoy y no mañana, a diferencia de los niños pequeños a quienes, por ejemplo, se les dice: “mañana iremos a la feria” pero no saben cuándo es mañana.

Habilidades implicadas en el proceso de aprendizaje de matemáticas

Se ha encontrado que los niños, entre más desarrollada tiene las capacidad para conocer el espacio en el que se esté planteando el problema, es más fácil que logren solucionar problema aritméticos y de representación gráfica.

La memoria de trabajo juega un papel importante en las matemáticas, ya que se relaciona con el aprendizaje de conceptos matemáticos y el proceso de contar o hacer cálculos sencillos.

La inhibición de respuesta se relaciona con la resolución de problemas debido a que se requiere de un razonamiento de todos los factores que entran en el problema en lugar de dar una respuesta impulsiva.

Son muchos los factores que influyen en el aprendizaje de matemáticas y se debe estimular al niño en cuanto a memoria de trabajo, percepción visoespacial, memoria y mucho más para que el aprendizaje sea significativo.

Recomendaciones para padres:

  • Siempre hablar de manera positiva acerca de las matemáticas.
  • Estar al pendiente de lo que sus hijos ven en matemáticas e intentar ayudarlos si se presentan dificultades.
  • Tener expectativas altas en los hijos ha demostrado que los motiva y es más probable que sobresalgan.
  • Hacer las matemáticas parte de su día a día con juegos de mesa o tecnología.

Recomendaciones específicas:

  • Para trabajar la memoria de trabajo, se le puede dar al niño la operación por escrito para que pueda visualizarla y pedirle que la resuelva de forma mental.
  • Otro ejercicio que puede funcionar es asignar un valor a una figura. Por ejemplo: triángulo equivale a 6, círculo a 2 y cuadrado a 9. A continuación se hará un dictado de los números y ellos deberán dibujar la figura a la que corresponde.
  • Para trabajar inhibición de respuesta se pueden elaborar tarjetas con colores de fondo y el nombre de otro color encima. El ejercicio consiste en que el niño diga el color del nombre y no el del fondo mientras se van pasando las tarjetas.
  • Cuestiones tan sencillas como pedirles que expliquen el por qué hicieron algo y cómo lo hicieron como una forma de automonitoreo en el niño.

Para los temas de matemáticas en específico, se recomienda:

  • Para trabajar espacio y forma se puede hacer una actividad en parejas en la que uno está viendo una imagen, el otro está volteado de espaldas, quién está viendo la imagen le irá describiendo la imagen de forma en que el otro pueda dibujarla con la pura descripción.
  • Se puede también utilizar cubos y formas físicas para explicar la geometría cuando el niño no ha logrado abstraer el concepto.
  • Se puede usar material didáctico para bajar al nivel concreto en donde el niño pueda ver físicamente cómo funcionan las matemáticas
  • Para multiplicaciones y divisiones, se recomienda explicar no sólo memorizando las tablas o siguiendo un procedimiento, sino incentivar a que el niño encuentre nuevas formas de resolver los problemas.
  • Para que los niños comprendan los problemas es conveniente usar ejemplos de la vida real.
  • Hay que acercar las matemáticas a la vida del niño explicándole lo que pasa en el día a día.
  • Jugar con cubos Rubik permite a los niños moldear su mente para seguir secuencias y así poner en práctica habilidades requeridas para las matemáticas.

Descubre nuestra infografía sobre las matemáticas y los niños dando clic en la imagen.

Referencias:

Alexa López

Alexa López Leon es estudiante de pedagogía en la Universidad Panamericana con especial interés en el área de innovación educativa y psicopedagogía.

Share

Related Posts

Leave a reply