Si seguro navegas, ¡navega seguro!

La Internet y la WWW constituyen una buena fuente de información tanto para los padres como para los hijos. Los niños pueden aprender mucho buscando documentación para los trabajos escolares, enviando y recibiendo correo electrónico y jugando juegos educativos.

Pero en un entorno donde el niño es lo bastante mayor como para introducir palabras en el teclado y acceder al mundo de la Internet, los padres deben vigilar y supervisar lo que ven y escuchan sus hijos, a quien conocen y qué datos personales comparten con otros usuarios. Esta conexión libre y sin censuras con el mundo puede ser realmente peligrosa.

MUCHA, MUCHA INFORMACIÓN

La Web, una parte de la Internet, es una vasta red de bibliotecas virtuales. No obstante, no todo el contenido de esas bibliotecas es algo que a usted le gustaría ver o que le gustaría que vieran sus hijos. Por ejemplo, su hijo de 8 años puede escribir una palabra en un buscador. Pero si por equivocación el niño escribe una palabra por otra, puede tener acceso a miles de páginas no aptas para niños, algunas de ellas con material pornográfico.

Existe un debate continuo entre los que defienden el derecho ilimitado de libre expresión en los Estados Unidos y los que quieren garantizar que los niños no tengan acceso a materiales pornográficos. La ley de convenciones para las comunicaciones de 1996 (Communications Decency Act) creada en gran parte con este propósito, fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de los Estados Unidos un año más tarde. La Ley para la protección infantil en línea (Child Online Protection Act – COPA), aprobada en octubre de 1998, decretó que el uso de la Internet para comunicar material considerado perjudicial para los menores de edad es un crimen federal, y puso a los proveedores comerciales de materiales sexualmente explícitos para adultos (como los sitios pornográficos en la red) a cargo de restringir el acceso a menores de edad. Pero esto también ha sido recusado porque limita la libertad de expresión, y se ordenaron medidas de prevención (orden de la corte que prohíbe el cumplimiento de la ley). Y aunque se han aprobado leyes de privacidad que tratan la recopilación y distribución en línea de la información personal de los niños y la necesidad de consentimiento de los padres, la Internet mayormente no está regulada. Por ejemplo, en este momento, en la mayoría de estados, no es ilegal que los sitios Web pornográficos envíen anuncios explícitos por correo electrónico (aunque podría ser ilegal en algunos estados si la persona que los envía sabe que la dirección de correo electrónico pertenece a un menor de edad).

ENTONCES, ¿CUÁL ES EL MEJOR FILTRO?

Esto significa que la mejor protección para su hijo en línea es usted. Si habla frecuentemente con su hijo sobre los peligros potenciales en línea y vigila el uso de la computadora, le dará las herramientas necesarias para que aprenda a navegar por la Internet de manera segura.”

Si quieres saber más sobre el tema, accede a la siguiente fuente: Kids Health

Related Posts

Leave a reply