fbpx
+521 (55) 21089945

Cómo Influye la atención en el aprendizaje y cómo mejorarla

atencion-niñosLa atención es una función mental compleja que involucra una variedad de procesos mentales que ocurren en diferentes partes del cerebro. Consiste en focalizar selectivamente nuestra consciencia, filtrando y desechando información no deseada, manejando el constante fluir de la información sensorial.

Es importante debido a que trabaja para lograr la competencia entre lo que el niño piensa y sus acciones, temporizar respuestas apropiadas y controlar la conducta.

Nos permite:

  • Seleccionar entre la información importante y la que no lo es.
  • Sostener la concentración por un periodo de tiempo razonable.
  • Dividir o redireccionar la focalización de la consciencia para procesar mensajes múltiples o realizar varias tareas de manera simultánea.  

Tipos de atención

  • Selectiva: es la capacidad para concentrarse en una sola fuente de información, excluyendo a otras fuentes que pueden interferir en ese proceso de focalización.

Por ello permite mantener una respuesta en un contexto de distracción, el cual puede producirse a través de estímulos externos tales como ruidos, o estímulos internos como preocupaciones, ante los cuáles el interés por el objeto o situación no decrece.

  • Sostenida: es la capacidad para permanecer alerta ante un estímulo determinado durante un periodo de tiempo más o menos prolongado. 

Así que, implica mantener el foco atencional y responder de manera consistente durante la realización de una actividad continuada y repetida.

  • Dividida: capacidad de atender y dar respuesta a dos o más estímulos al mismo tiempo.

Esta forma se emplea en situaciones complejas que presentan diversos canales de información y que requieren el empleo simultáneo de varias operaciones mentales.

En base a los tipos de atención podemos ver que es el mecanismo implicado directamente en la recepción activa de toda la información, por lo tanto, este proceso es fundamental para el aprendizaje y desarrollo saludable de los niños. Es necesario en la infancia ya que permite atender los estímulos del entorno que son necesarios para la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades.

Una de las características más importantes del proceso de atención es su carácter selectivo y orientado, es decir, que posee la capacidad de seleccionar estímulos de forma voluntaria y consciente. De acuerdo a Frade (2010), la capacidad de atención sostenida de las personas varía de acuerdo con la edad y el nivel de desarrollo neurobiológico. En promedio, los periodos de atención son los siguientes: 

  • 5 a 9 minutos en 1° y 2° de primaria
  • 9 a 12 minutos en 3° y 4° de primaria
  • 12 a 15 minutos en 5° y 6° de primaria
  • 20 minutos en secundaria
  • 5 minutos en la edad adulta

El entorno de un niño está repleto de informaciones, novedades y estímulos. Tal vez, por eso sea difícil para ellos mantener una atención y concentración sostenida.

¿Qué problemas puede causar la falta de atención?

La dificultad para mantener la atención puede estar asociada también al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), condición de origen neurobiológico que debe ser diagnosticada por un médico especialista (psiquiatra o neurólogo). 

Un bajo nivel de atención puede dar origen a problemas escolares tales como:

  • Dificultad para iniciar y mantener el esfuerzo en las actividades. 
  • Bajo rendimiento en las actividades.
  • Capacidad de escucha y comunicación deterioradas, lo que da como resultado el no poder seguir instrucciones o sostener la atención en las explicaciones del profesor.
  • Cometer muchos errores en procedimientos, especialmente en matemáticas y omitir la verificación que le permitiría autocorregirse. 
  • Falta de atención al detalle, especialmente en los trabajos escritos (gramática, ortografía, edición de textos, etc.).
  • Dificultades de lectura (en especial, la lectura en silencio), no poder concentrarse y procesar la información, omitir detalles importantes y en consecuencia, tener dificultades de comprensión. 

¿Qué condiciones y actividades favorecen la atención para estudiar?

  • Condiciones ambientales adecuadas: iluminación natural, ventilación, temperatura agradable 22-24ºC, evitar el ruido. 
  • Eliminar fuentes de distracción: evitar estudiar cerca de la televisión, con música de fondo, en un espacio desordenado, hablar mientras trabajamos, etc. 
  • Técnicas de autorregulación: ejercicios de respiración y relajación muscular.
  • Actividades que potencian la actividad mental:
    Pasatiempos tales como: sopa de letras, encontrar diferencias entre dos dibujos, crucigramas, etc. 
    Juegos: los que más estimulan la atención son los puzzles, el juego del Veo-veo (en habitaciones, en cuentos, en cuadernillos de publicidad, en el coche, etc.). 
    Juegos de estrategia: dominó, damas, cartas, ajedrez, etc.
    Realizar actividades mentalmente complejas y estimulantes en libros especializados y/o talleres de estimulación mental. 

A través de la atención se favorece el desarrollo de habilidades como observación, clasificación, interpretación, inferencia y anticipación. Towi ha desarrollado una serie de juegos que contribuyen al desarrollo de la atención sostenida, por ejemplo mediante el juego MONOS TRAVIESOS, los niños además de divertirse estarán desarrollando sus habilidades. Descarga la aplicación en http://towi.com.mx/descarga/

Referencias:

  • Coronado, Yanina (2010) “La atención en niños de 5 años, con adecuada e inadecuada nutrición de una institución educativa inicial – Callao”. Tesis de maestría. Facultad de educacióm. Perú: Universidad San Ignacio de Loyola.
  • Duncan, Desimone (1995), Cit. pos. Estéves González, García Sánchez, Junqué (1997), “La atención: una compleja función cerebral”, Revista de Neurología, Universidad de Barcelona, España.
  • Frade, L. Déficit de atención e hiperactividad. Fundamento y estrategias para el manejo docente en el salón de clases. México:  Proyectodah.
  • García, J. (1997) Psicología de la atención. Madrid: Síntesis Psicología. 
  • García, J. (s/f) La importancia de la atención. En: Desarrollo saludable: aportaciones desde la psicología. 
  • Sohlberg, M. y Mateer, A. (1987) Effectiveness of an attention-training program. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology, 9. Pp. 117-130. 
  • Sternberg, J. (1987) Cognición y desarrollo humano. Barcelona: Paidós. 
  • Vela, R. (2011) Neuroanatomía del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). España: Psicoformación

 

Alexa López

Alexa López Leon es estudiante de pedagogía en la Universidad Panamericana con especial interés en el área de innovación educativa y psicopedagogía.

Share

Leave a reply