fbpx
+521 (55) 21089945

¿Por qué los niños mienten y cómo evitarlo?

Mentir es un proceso natural en el crecimiento de los seres humanos. Si tu hijo miente, no significa que no esté recibiendo una educación adecuada. Mientras crecen desarrollan distintas habilidades como la imaginación, la cual puede ser una de las razones por las cuales tu hijo puede estar creando historias. A continuación, te explicaremos todo lo que debes saber sobre las mentiras, en especial por qué los niños mienten y cómo evitarlo.

¿Por qué los niños mienten?

No se sabe exactamente por qué unos niños mienten más que otros, sin embargo, existen factores que influyen en ello:

Inteligencia: Los niños inteligentes mienten menos debido a que reconocían los riesgos que implicaba hacer trampa. Sin embargo, mienten mejor, pues esto les permite lograr sus objetivos.

Personalidad: Es posible que los niños mientan para generar una imagen social o intenten ser líderes por medio de la presunción o la manipulación.

Influencia externa: Si el niño convive con personas que mienten, lo más probable es que repita la conducta porque lo verá como algo normal.

Para lograr el engaño intencional se requiere de cierta madurez cerebral debido que:

  • Implica que el sujeto oculte lo que sabe que es verdad y a la vez diga lo que es falso.
  • Es necesario que el niño pueda crear creencias falsas en la mente de los demás.
  • Requiere habilidades lingüísticas para poder decir la mentira.

Mentir depende de comprender lo que los otros piensan para poder manipularlo 

Esto se adquiere aproximadamente a los 4 o 5 años cuando el niño comienza a distinguir entre la mente y el mundo material y a saber que existen deseos y creencias propios y de los demás.

Para lograr el engaño se requiere de cierta madurez cerebral debido que:

  • Implica que el sujeto oculte lo que sabe que es verdad y a la vez diga lo que es falso.
  • Requiere que el niño pueda crear creencias falsas en la mente de los demás.
  • Se necesitan habilidades lingüísticas para poder decir la mentira.

La mentira según la edad

De los 3 a los 6 años, las mentiras reflejo de un estado saludable en el niño debido a que es parte de su fantasía, imaginación y creatividad, es decir que no son predeterminadas.

A partir de los 4-5 años son capaces de distinguir intenciones, deseos y preferencias lo cual es necesario en las mentiras pues necesitas conocer los deseos de los demás para poder manipularlos. Asimismo, distinguen entre una mentira y una broma1.

A los 6 años el niño es capaz de notar que mentir es incorrecto 2.

Después de los 7 años el niño es capaz de mentir deliberadamente.

Tipos de engaño

 Existen diferentes  tipos de engaño, podemos clasificarlos como intencional y no intencional:

1. Intencional (mentira piadosa, dañina o por miedo al castigo)

Se da cuando el niño conoce la falsedad de lo que dice para obtener alguna ventaja de ello.

Mentira piadosa: Surge cuando el niño busca ayudar o ser empático. Generalmente es para no herir los sentimientos de otra persona . La mentira social se considera también una mentira piadosa que el niño dice para no defraudar a otro. 

Engaño dañino: Es con malicia y va acompañada de sentimientos negativos como odio o vergüenza. Se puede dar como una especie de venganza o para conseguir algo aún sabiendo que no está bien. Los sentimientos que suelen sentir aquí los niños son: rabia, frustración o necesidad de atención. 

Mentiras por miedo al castigo: Se dan cuando existe un sentimiento de culpa, los niños se justifican con una mentira para que el castigo no sea tan severo. Generalmente suelen sentir falta de confianza, competitividad o miedo.

2. No intencional

La mentira no intencional es cuando el niño no dice propiamente una mentira, sino que en la primera infancia, no diferencia entre la fantasía y realidad, por lo que ese tipo de inventos son más bien exageraciones. 

 

Podría decirse entonces que la mentira en niños es reflejo de un estado saludable  que es parte de su fantasía, imaginación y creatividad. Existen diversas investigaciones que apuntan a que los niños que mienten más y mejor tienen mejores habilidades cognitivas. Sin embargo es indispensable alertarlos de las consecuencias que esto puede tener logrando que entienda su error y no convierta el mentir en un hábito.

Recomendaciones:

  • Evitar regaños y amenazas para que el niño no tenga miedo a decir la verdad. Intenta emplear expresiones positivas como “me gusta cuando dices la verdad”.
  • Es importante fomentar valores en los niños para evitar conductas negativas que lo lleven a la manipulación.
  • Refuerza valores como la honestidad y la responsabilidad
  • Se puede utilizar el role play para mostrar al niño la cadena de efectos que puede llevar una mentira.

Referencias

Nuez, R. (2014). ¿Por qué los niños mienten? Una propuesta de intervención emocional en la educación infantil( Trabajo fin de grado). Universidad Nacional de la Rioja, Barcelona.

Villegas, C. (1998)Influencia de Piaget en el estudio moral del desarrollo. Revista Latinoamericana de Psicología, Vol 30 (Num.2), 58-68.

Serrano, I. (22-mayo-2018) ¿Qué hay detrás de las mentiras de un niño?. El Mundo: https://www.elmundo.es/vida-sana/mente/2018/05/22/5afeb4c8ca4741ac318b45d4.html

Share

Leave a reply